Publicidad:
La Coctelera

TESS

Categoría: viajes

17 Enero 2010

SEVILLA

 

SEVILLA

Ya lo dice la canción, que Sevilla tiene un color especial y sin duda lo tiene; a pesar de que uno de los días la lluvia no cesó en su empeño de acompañarnos, junto con ráfagas de aire, con nubes que insistían en oscurecer esa luz sevillana... Sevilla tiene un color especial.

Sevilla es arte en cada esquina, y aunque en enero los geranios no coronen balcones, se respira arte, se ve arte, se oye arte...

Llegamos pensando que el frio y el agua nos invadirían, pero no, al bajar del avión, un tímido sol se abría entre nubes y enseguida la luz de unos ojos y la simpatía de una sonrisa, salieron a recibirnos. Nuestros amigos nos esperaban para ser, los mejores guías, los mejores anfitriones, los mejores compis de juerga, en definitiva los mejores.

Dejamos las cosas en el hotel  y nos fuimos a degustar la gastronomía de la zona, mientras nos daba  "igual pasear por Sierpes o en la Plaza Nueva", haciendo fotos.

La emoción de una de mis amigas, que habiendo nacido en Sevilla, no conocía su ciudad; nos inundó a todos. Para ella cada paso, cada espacio era un descubrimiento lleno de ilusión; no digamos nada cuando al visitar los monumentos, la dejaban acceder gratis por poner en su carnet de identidad que era sevillana (esto no sé si era por ser sevillana o porque le salía la vena catalana, jeje -es una maldad-)

Tuvimos nuestro encuentro con la catedral que desde lejos nos imponía su presencia con la Giralda, con un pequeño avistamiento del patio de los naranjos; cerraban y dejamos la visita para el día siguiente.

Otra de mis acompañantes, cumplía años y sentados en una terraza de un hotel, justo enfrente de la Giralda, la dimos una sorpresa que para nada se imaginaba y de nuevo la emoción y algunas lágrimas.

Un paseo por el barrio de Santa Cruz "por esas callecitas tan  estrechas", barrio lleno de embrujo y encanto; cuando ya el sol se escondía y comenzaban a encenderse la luces artificiales, dando otro color a la ciudad.

En el hotel preparándonos para salir a cenar, tuvimos un momento de carcajadas descontroladas; es imposible que una prenda íntima se pierda y  que una  no se dé cuenta, pero algún duende de la noche estaba juguetón.

La noche se presentaba típica pero no tópica, Triana nos esperaba al otro lado del  río,  para cenar brindando con fino, por los que estábamos y con un recuerdo muy especial  para las brujas que nos faltaban. Un paseo, una primera copa, momentos de compartir sensaciones, sentimientos, ojos llorosos en distintas caras, que dieron lugar a risas y carcajadas...emociones a flote.

Había que seguir, Triana canta por las esquinas, y el sonido de una guitarra y una voz increíble nos invitó a tomar varias copas y dejarnos emborrachar por la voz de una preciosa mujer que reunía arte, belleza, elegancia; su voz y otras voces nos dejaron palmear y taconear con ellas y recordar de nuevo esas rumbas con catalanas, (otra vez presentes, brujas).

Madrugada en Sevilla, necesitábamos descansar, recogida al hotel, nos quedaba otro dia en Sevilla.

Se despertó lluvioso, dicen que la lluvia en Sevilla es una maravilla, pues no lo es, cuando además se acompaña de viento y quieres hacer recorrido turístico; así que optamos por visitar los Reales Alcázares y el interior de la catedral; dicen que después de San Pedro en Roma, San Pablo en Londres, es la más grande; desde luego es muy bella, destacando el retablo del altar, la sillería del coro, la reproducción del Giraldillo en plata...

El Alcázar, aires árabes llenos de arte, artesanía, mocárabes policromados, techos artesonados dorados, fuentes, acequias... nos transportan a otra época, a otra cultura.

Había que reponer fuerzas, comida típica y rica rica, regada de bebida fresca, eso que no falte.

Añoranzas, ausencias, pensamientos, preocupaciones, que se unieron al sentimiento de una despedida cercana, me hicieron tener unos momentos especialmente sensibles; pero había que recuperar la sonrisa para despedir a los ojos brujos, a mi amiga que nos dejaba en buenas manos, en las del  mejor guía, compañero, amigo que camino del aeropuerto nos acercó hasta la espectacular Plaza de España, uno de los lugares que a pesar de mis dos visitas a Sevilla, no conocía y estaba especialmente interesada en visitar. La lluvia deslució sólo en parte, porque la belleza de esta plaza es difícil de tapar con unas nubes o unas gotas de agua, y además es otra forma de verla.

Había que decir adiós a Sevilla, al "pijo del prao", a su simpatía, a su gracia, a su elegancia, a su cariño.

Pocos días, intensos, vividos a tope gracias a mis compañeros de viaje y gracias especiales a los amigos de allí, que acogieron a los míos mejor que a mí misma si eso es posible. A todos, gracias por estos momentos que me hacen tanto bien. Os quiero.

PD- Pasaros por mis fotos.

servido por tess 19 comentarios compártelo

22 Julio 2009

ESTAMBUL

 Esto es un aperitivo, vendrán más...dadme tiempo

ESTAMBUL

 ¿Qué es lo que hace que un lugar, una ciudad, un espacio, se grabe en la mente de manera que constantemente se recuerde?

¿Qué tiene que tener ese lugar, esa ciudad, ese espacio, para dejar una huella tan profunda que sólo  al evocarla sintamos esa emoción en nuestra piel?

No lo sé, pero hay lugares que nos impresionan, nos marcan, nos enamoran...

Estambul es uno de ellos.

 No puedo ni quiero olvidar las sensaciones al entrar por el Bósforo e intuir en un principio la imagen de los minaretes de la Mezquita Azul, de Santa Sofía  y de las innumerables mezquitas que allí se encuentran; para poco a poco ir acercándonos y descubrir las líneas, los contornos, la realidad.

Estambul esperándonos para darse a conocer, para invitarnos a descubrirla, para perdernos por sus calles, sorprendernos con sus monumentos, embaucarnos con su magia, impregnándonos de misterio.

 Estambul, azul y rosa; dorada y plata...

Uniendo Europa y Asia, un puente iluminado, dos continentes, dos mundos, tantas historias.

Historias que se esconden en el harén del Palacio Topkapi, donde si sus azulejos hablaran, ¡cuántos cuentos de odaliscas contarían!

Jardines bellos y cuidados, como las piedras preciosas del tesoro del sultán.

 Estambul bullicioso en el Gran Bazar; el bazar del mundo para vivirlo como un juego seductor por el que dejarse tentar y caer en su red de engaño, pero en ese engaño está nuestra felicidad.

Curioso e impresionante el Estambul escondido, el subterráneo donde la Cisterna de Yerbatan no solo muestra una maravillosa construcción, sino un mundo de una luz y un  color distintos; con sorpresas en sus columnas donde Medusa aguarda con las serpientes de sus cabellos bajo el agua.

Y el Estambul histórico, religioso: Santa Sofía rosa, marcada por los acontecimientos, creando historia; arte en sus mosaicos. La Mezquita Azul, frente a ella, desafiante con los minaretes pinchando el cielo. Hora de oración y una voz llena el espacio llamando a ello; mujeres cubiertas; cuerpos limpios fuera para purificarse dentro.

 Estambul, azul y rosa; dorada y plata...

servido por tess 49 comentarios compártelo

10 Julio 2009

VOLVERÉ

VOLVERÉ

Estaré, estaré hasta el lunes paseando por aqui, pero ahora tengo tiempo y quiero dejaros un hasta luego.

Ha llegado mi tiempo de vacaciones, volveré al mar, al mar que me gusta, desde la proa, popa, babor o estribor...; volveré a enamorarme del pasado en piedras, en historias;  volveré a saborear un mojito o una caipi al ritmo de una salsa, samba, rumba o lo que me echen, pues pienso bailarlo todo; volveré a compartir momentos con gentes interesantes y sobre todo con buenas gentes; volveré a compartir viaje con alguien que desde hace mucho que no compartimos y eso que hemos hecho unos cuantos viajes juntos en nuestra vida, alguien que siempre ha estado y sigue estando, porque cuando hay amistad no hay que demostrarla, sólo está y hay que saberla reconocer; volveré a oir la risa feliz de mi hija disfrutando y eso sí que me llena; volveré a sentir conmigo a mi compañero de vida, en una caricia y un beso furtivo mientras observamos una puesta de sol; volveré a amarlo y a sentirme completamente amada...

Volveré de vacaciones, mientras tanto os recordaré...

BesoTess

 

servido por tess 15 comentarios compártelo

20 Junio 2009

NO ES UN VIAJE, ES UNA ESCAPADA. MILÁN.

 

NO ES UN VIAJE, ES UNA ESCAPADA. MILÁN.

 Recargar la batería, oxigenar mente y espíritu, a pesar de que el cuerpo se canse, pero ya se sabe, "sarna con gusto no pica, aunque mortifica".

Lo he vuelto a hacer, una escapada, ida y vuelta,  en esta ocasión a Milán.

No lo conocía, una de las ciudades italianas importantes que  no había visitado y que aunque breve estancia, he disfrutado y saboreado.

Aprovechando vuelos low cost, pero muy low; ¿quién no cambia de aires y en vez de salir de excursión por los alrededores, se va a Milán por ejemplo?

Algunos piensan y lo  respeto, que éstos viajes se quedan cortos ; es cierto que a veces sí, puesto que el lugar visitado tiene mucho que ver; pero en esta ocasión lo que despertaba mi interés previamente de esta ciudad, ha sido visto; eso y mucho más. No pretendo hacer en estas visitas un circuito cultural, sólo conocer sitios, pasearlos, disfrutarlos, vivirlos... y además en las mejores compañías, con amigos dispuestos a hacer las mismas locuras y mi hija, que se apunta a mis escapadas y además se organiza otras (ella llegaba de Palma de Mallorca, de pasar el día, justo el día anterior).

Milán no es la monumental Roma, ni la bella Florencia, ni la romántica Venezia (me gusta escribirla con "z"), Milán es señorial, comercial y sólo por la visita de los objetivos principales que quería cumplir, bien merece la pena esta escapada.

El Duomo, imponente, amenazante al frente de la plaza, su visión de agujas clavadas al cielo; totalmente realizado en mármol; es increíblemente bello. El interior rico, ornamentado, gótico,  es impactante; pero lo espectacular de esta belleza es el acceso a su terraza, a los tejados de arbotantes, pináculos, estatuas, más de 3500 - incluidas 96 gárgolas - y  el pináculo más alto de 108,5 m, coronado por la imagen de la Virgen, vestida de oro, la llamada "Madonnina". Una visión distinta y para mí algo vertiginosa; simplemente espectacular, si algo con éste término puede ser simple.

En la misma plaza se encuentran las famosas Galerias de Victor Manuel II dónde sus naves acristaladas, flanqueadas de comercios, convergen bajo la cúpula de cristal que ilumina el suelo de mármol, dónde el juego y la tradición se hacen presentes... hay que pisar al toro del suelo justamente en sus atributos sexuales, para asegurar el regreso a Milán; aquí no hay que lanzar monedas a la fuente; sino el talón que gira en vuelta completa apoyado sobre el pobre animal que tiene hundido su sexo.

Mi visita milanesa continúa su recorrido por calles y plazas, palacios y palacetes, edificios señoriales y nos invita a cómo no, a degustar en una de las múltiples terrazas, de un exquisito capuccino para continuar recorrido y llegar a otro de mis objetivos: Santa Maria de la Grazie y El Cenácolo de Leonardo Da Vinci. Hay que verlo in situ para comprender los ríos de tinta vertidos sobre esta obra; las fotografías de los libros de arte y las imágenes de internet, no reflejan ni por asomo la espectacularidad de la obra, pintada sobre una de las paredes del Refectorio; un fresco vivo en color y en sí mismo; ya que los personajes parecen en movimiento por su expresión y actitud.

Sorprendió Leonardo en su época por presentar La Última Cena, en un momento poco común, cuando Jesús comunica a sus discípulos que uno de ellos le ha traicionado. Las caras, los gestos, las manos, los cuerpos y los símbolos, expresan la duda, la pregunta, el miedo, la culpa... Leonardo sorprendió y sigue haciéndolo a quienes lo vemos ahora.

Alejarse de la pared implica descubrir el espacio, el fondo, la profundidad, la perspectiva; la obra tiene más visiones...

Sólo por esto, por esta maravilla, ya merece la pena esta locura de escapada.

Otro de los puntos de interés, es el Castillo de Sforza; la torre de Filarete, da la bievenida, atrás la torre de Bonedi Savoia y a la izquierda la Rochetta. Una muralla fortificada que denota el servicio de defensa del Castillo, dejando en su interior una explanada para disfrutar de sus muros .

Un nuevo sitio, una nueva ciudad, ni mejor ni peor, sólo otra; que ha dejado una imagen en mí, un recuerdo, unas sensaciones, vividas con quienes comparten la locura y el placer de conocer, de viajar, de aprender, de vivir.

En esta ocasión fue Milán ¿cuál será la próxima?.

 

 

servido por tess 6 comentarios compártelo

7 Mayo 2009

FLORENCIA

 

FLORENCIA

 

Pequeña, la pequeñez  es el sentimiento que recojo de mi  breve estancia en Florencia;  y no por el espíritu florentino de Leonardo Bruni, canciller de Florencia en 1410, espíritu que mantienen los florentinos actuales, el sentimiento de sentirse superiores al resto de los italianos, convicción que les hizo alcanzar el apogeo de la belleza hace cinco siglos; Florencia te hace sentir pequeña precisamente por eso, por su belleza, por  su grandeza artística... es arte en  cada esquina, cada adoquín de las calles, cualquier espacio es volver al Renacimiento y tienes la sensación de que en cualquier momento Miguel  Ángel , Leonardo, Brunelleschi, saldrán a tu paso cruzando el puente Vecchio, ¡¡¡qué bello!!!; la luz del sol en las casas sobre el río Arno  ilumina de colores mágicos la imagen y es un sueño del que disfrutar despierto, por algo es considerado el puente más bonito de Italia con sus características balconadas de colores; este puente fue salvado de la destrucción por el propio Hitler que en la retirada de las tropas alemanas de la ciudad ordenó que se derribaran todos los puentes menos este. Es el más destacado y antiguo de los seis puente de la ciudad; hoy repleto de tiendas de orfebres que sustituyeron a carniceros y pescaderos; Cosme I  lo hizo coronar por  una galería cubierta, que le permitía ir del Palacio Pitti al palacio Vecchio pasando por la Galleria degli Uffizi con total  tranquilidad. (foto I)

Sigo admirando Florencia  atravesando la Galeria de los Uffizi, la que por desgracia no puedo visitar por falta de tiempo y allí sí que me encuentro con Miguel Ángel (foto II); para ver cercano al cielo, la torre de Arnolfo di Cambio de 94 m de altura, del Palacio Vecchio, donde se encuentran los lujosos apartamentos que ocuparon los Medicis, llamado posteriormente palacio Vecchio (viejo) en oposición al entonces nuevo Palacio Pitti.(foto III)

 Éste preside la Plaza de la Signoria, corazón latente de la ciudad, poblada de figurantes móviles que nos acercamos impresionados a los figurantes inmóviles y eternos, como el Perseo victorioso de Cellini; El rapto de las Sabinas de Juan de Bolonia o Hércules y Caco que junto con el más fotografiado David de Miguel Ángel (copia del original que está en la Academia), custodian la entrada al Palacio, hoy Ayuntamiento. (foto IV, V) David, merece un capítulo aparte, puedo decir que más que la escultural y perfecta anatomía, me impactó su mirada, casi tan penetrante como la de Moisés, en San Pietro in Vincole en Roma.(foto VI)

 La otra figura imponente de la plaza es la estatua de Neptuno realizada por Bartolomé Ammanati. Esta figura ya nació con la controversia de que Miguel Ángel criticó a su autor indicando que había destrozado un gran bloque de mármol; y  recibe por parte de los florentinos el apodo de "Il Biancone" por su color blanco. (foto VII)

Desde allí por la comercial Via dei Calzaiuoli (foto VIII), llegaremos ante la impactante imagen del Duomo Santa Maria del Fiore, corazón y emblema de Florencia (tiene 155 m de largo; sólo tres templos en el mundo son superiores en tamaño: el de San Pedro, en Roma, y las catedrales de Milán y Londres). Su exterior, lleno de mármoles que se abrazan al sol con colores verdes, blancos y rojos... un regalo para los ojos del cuerpo y del alma. Y la obra maestra la Cúpula doble de Brunelleschi, una proeza arquitectónica con dos casquetes, exterior e interior, un proyecto ingenioso que permitió elevar la cúpula progresivamente sin andamiajes; 463 escalones llevan a la cúpula, escalones que por supuesto yo no subí, desde dónde observar las maravillosas vistas de Florencia; si alguien se anima puede seguir subiendo escalones, 414 exactamente en el Campanile di Giotto, de 85 metros de altura, o quedarse abajo admirando uno de los más hermosos campanarios de Italia y quizá de Europa.(foto IX, X, XI)

 Unido a este conjunto de belleza, el Baptisterio o la Basílica de San Juan ;obra cuyo origen está envuelto de misterio; en el Renacimiento decían que fue construido en honor a Marte, dios de la guerra, para celebrar la fundación de Florencia. De forma octogonal y rematado por un techo piramidal, recuerda al Panteón de Roma,con frisos, pilastras y cornisas, su elemento más conocido sea quizás la puerta oriental, llamada Puerta del Paraíso, puerta de bronce dorado que casi parece oro, dividida en diez paneles que narran episodios del Antiguo Testamento, a la cual Ghiberti dedicó 25 años para realizarla, alcanzando la perfección en la profundidad y el movimiento de las multitudes.(foto XII,XIII )

 De regreso al autocar que nos esperaba para llevarnos al barco, otra de las maravillas florentinas sale a nuestro paso, quizá estaría mejor dicho que somos nosotros los que la buscamos, es la Iglesia de Santa Maria Novella, fachada renacentista, de nuevo mármoles (Carrara está próxima), nave gótica y vidrieras de colores, la Trinidad de Masaccio y un claustro donde perderse con la imaginación en otros tiempos. (foto XIV)

 Florencia es mucho más, muchísimo más, los cruceros no permiten ver las ciudades visitadas completamente, este no es el objetivo, los cruceros nos acercan a ciudades maravillosas, a lugares especiales, para tener una toma de contacto y poder decidir si ese lugar requiere una nueva visita por nuestra parte o no. No era mi primera vez, Florencia no era desconocida, pero ha sido tan sorprendente, incluso más, que esa primera vez... aunque desde luego me espera muchas veces más, ¿os venís conmigo?. (foto XV, XVI)

 

 *** Las imagenes las cargo en mis fotos.

 

servido por tess 32 comentarios compártelo

21 Abril 2009

HASTA PRONTO

Este post , es un post atípico en mí, quiero decir que no es de relatos, poemas, música, viajes... aunque esto algo tiene que ver... 

Durante unos días estaré ausente y cómo no quiero que os preocupéis, pensando si habrá pasado algo, os cuento que salgo de viaje, un viaje de placer.

Deciros que me espera David, un puente sobre el Arno, hagan juego señores aunque no haya baile de la rosa y el azul del mar...

 Seguro que a mi vuelta os haré participes de ello, dadme una semanita y os cuento.

Hasta pronto¡¡¡

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

servido por tess 31 comentarios compártelo

13 Abril 2009

TODO EMPIEZA Y TODO ACABA ... YA ESTAMOS DE REGRESO (IV)

 

TODO EMPIEZA Y TODO ACABA ... YA ESTAMOS DE REGRESO (IV)

 EMPURIES

 Soy una amante del arte, de las piedras, incluso de las rotas y no podíamos dejar de visitar los restos del pasado griego y romano que se establecieron en esta zona catalana: las ruinas de Empúries.

La ciudad griega o neápolis (ciudad nueva), erigida junto al mar, recibió el nombre de Emporium que en griego  significa "mercado". Formada por un recinto amurallado y un ágora en el centro. Quedan restos de su templo dedicado a Zeus Serapis, una torre vigía, cisternas y templos como el de Esculapio, dios de la medicina,  estatua de la que el Museo Monográfico de Empuries, ofrece  una reproducción.

La ciudad romana, se creó tras  el desembarco de Escipión en el puerto de Empuries, para cerrar el paso a las tropas cartaginesas en la Segunda Guerra Púnica; y en la época del emperador Augusto, la ciudad griega y romana se unieron física y jurídicamente.

 Mucho más extensa que la griega, era de planta rectangular y rodeada de murallas, con un foro porticado. Se conservan cimientos de casas, magníficos mosaicos, columnas...

 

Ubicada en un lugar de gran belleza, cercana al mar, las vistas al Golfo de Rosas, son espectaculares.

 Es cierto que después de haber visitado otras ruinas, como el ágora griega y romana de Atenas, la ciudad increíble de Éfeso y los foros romanos, estas ruinas me dejaron un sabor agridulce, por su falta de conservación, por su poca información, por su mala explotación...

Merece la pena siempre y cuando no hagamos comparaciones, intentaré no hacerlas...

 Y luego nos acercamos a ver otra de mis pasiones (tengo demasiadas, lo sé); los barcos y la curiosa Empuriabrava.

 Pertenece al municipio de Castell d'Empúries y es conocida como  La Marina de Empuriabrava, se encuentra situada al norte del Golfo de Roses, cuenta con casi 25 kilómetros de canales navegables y se considera la  más grande del mundo por tener más canales de agua que Venecia, todos ellos llenos de amarres privados a los que se puede acceder directamente desde las puertas de sus casas. Fue construida a partir de 1968 en una zona pantanosa directamente bañada por el Mar Mediterráneo.

 En primera línea de la Marina se haya la Torre de Control, símbolo de Empuriabrava, de 47 metros de altura y visible desde cualquier ángulo entrando en el golfo de Roses.

 

Cuando llegamos curiosamente había feria de barcos, ofertas y rebajas, nos gustó uno que tenía muy buen precio, 690.000 euros, muy apañaó, pero el que seguro seguro que me compro, sólo 1.290.000 ¿qué os parece la idea?; esto de ser pobre es una injusticia...

* Ya sabéis, fotitos en mi espacio de fotos.

servido por tess 16 comentarios compártelo

12 Abril 2009

TODO EMPIEZA Y TODO ACABA ... YA ESTAMOS DE REGRESO (III)

 

TODO EMPIEZA Y TODO ACABA ... YA ESTAMOS DE REGRESO (III)

 

COSTA BRAVA

 Con este nombre se designa una extensa y bella franja del litoral catalán, que va desde Blanes hasta más allá del  cabo de Creus y transcurre por las comarcas de la Selva, el Baix Empordá y el Alt Empordá.

En esta ocasión hemos hecho un pequeño recorrido, más por disfrutar de las maravillas de esta zona, que por hacer ruta turística; ya somos de casa...

 Estamos en Sant Feliu de Guixols, hermosa playa con paseo marítimo -  desde donde podemos ver edificios tan lamativos como el Nou Casino de Constáncia-, que termina en la punta de Garbí.  Sant Feliú  descubre una sucesión de acantilados entre los que se abren pequeñas calas.

 

Nos espera el Baix Empordá y nos dirigimos a uno de los antiguos núcleos de pescadores, Calella de Palafrugell; me encanta esta población que ha sabido conservar su perfil marinero y ofrecerlo como reclamo turístico, junto con Llafranc y Tamariu. En Calella son famosos los recitales de Habaneras el primer sábado del mes de Julio; nunca he ido, creo que tendré que solventar esto.

En Calella el dia era gris, pero con un encanto especial. Pudimos disfrutar de exquisita comida, muy de la zona (hay fotitos, a ver si puedo subirlas aquí), mirando al mar, un mar que se sabía observado y se mostraba en su total belleza, un mar que me inspiró para escribir algunas de esas cosas que a veces aparecen por aquí; mientras que mi gente se iba a hacer fotos; ese mar que es el que me gusta, no mancillado por bañistas,  una playa no agredida por sombrillas.

 

Paseamos por Calella hasta que la rosa de los vientos nos empujó a ascender  con la Tramontana hacia el Faro de Sant Sebastiá en lo alto del cabo del mismo nombre entre Llafranc y Tamariu. Este recorrido se puede hacer andando por lo que se llama Camino de Ronda,  nombre por el que era conocido el trayecto que discurría por la abrupta Costa Brava y que era utilizado por la guardia civil para controlar la frontera marítima española y evitar el contrabando; ahora es un paseo a través del cual podemos desplazarnos por la Costa Brava y sus respectivas playas; éste desde Calella hasta el faro es uno de ellos.

Nuestro itinerario nos conduce por uno de los enclaves más hermosos, salpicado de impresionantes calas, bosques de pinos, escarpados acantilados...esto es lo que a mis ojos la hace bella y especial; no son playas, es todo en uno, tienes el mar frente a ti y a tu espalda los pinos sobre rocas, atrevidos, provocadores penetrando en el mar ¿o es el mar quien entra en ellos?...

Alcanzamos Begur, que se extiende a los pies de su castillo, pero no nos reclama la tierra sino el mar y llegamos a Sa Tuna, una deliciosa cala; parando en el parador de Aiguablava desde dónde el espectáculo del mar rompiendo en las rocas y las gaviotas anidando es sublime.

Regreso en el espacio para ir tierra adentro y en el tiempo para volver a la edad media y a uno de los lugares con más encanto de la zona, Pals. No paramos en la zona de playas, una playa espectacular, larga y amplia, nada que ver con las calas vistas hasta ahora; pero informar para los amantes del nudismo que aquí se encuentra una de las primeras playas nudistas; esta playa estaba un poco condenada ya que sobre ella se levantaban las famosas torres de Radio Liberty; actualmente el paisaje ha cambiado totalmente, las torres han desaparecido.

Pals, con un bello casco antiguo declarado Conjunto Histórico Artístico. En el recinto gótico de Pals nos esperan bellas calles empedradas interrumpidas por arcos de medio punto, fachadas de casas nobles, con ventanas ojivales y balcones de piedra. Desde el mirador Josep Pla, el escritor palafrugellense da nombre a una de las atalayas naturales desde donde se divisan los campos del Ampurdán y las islas Medes; las Medas... que recuerdos cuando desde el Estartit cogíamos el barquito de un amigo y nos íbamos a nadar a esas aguas limpias, transparentes, con tan solo nuestra piel como bañador y las burbujas del cava rosé para aplacar la sed, creo que fue entonces cuando me hice amiga de este líquido...,pero esa es otra historia, historia de un tiempo pasado...

* Podéis unir palabras con imágenes si vais a mis fotos, aquí de nuevo imposible.

servido por tess 17 comentarios compártelo


Sobre mí

Soy lo que soy, lo que los años y la vida han hecho de mi. Una mujer optimista, vital, ilusionada, amante de los que me aman y de los que dejaron de amarme, porque en mi no existe el rencor; con necesidad de saber y aprender, devoradora de libros, viajera nata, bailona, melómana, sensible en extremo, un poco frívola y un mucho loca, pero ¿no es la vida una locura?

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera